Volver

DOLOR DE

Siesta

Levantarse de la siesta y sentirse peor que antes es todo un clásico: 50% de dolor de espalda, 40% de dolor de cuello, 5% de hormigueo en las extremidades y 5% de humor de perros. ¿Te suena? ¡Aprende a prevenirlo!

Cómo prevenir el temido dolor de cuello y otros por echarte la siesta

dolor de Siesta:

1

Apaga la televisión. Oír de fondo el clásico documental de animales hará que tu cerebro no descanse bien.

2

Lo mejor es acostarse, así cogerás el sueño más rápido, descansarás mejor y tu espalda y cuello te lo agradecerán.

3

Si no tienes una cama cerca, elige un sofá cómodo. Siéntate con la espalda bien apoyada, utiliza un cojín y asegúrate de que el cuello está en una posición cómoda.

4

Para no despertarte con un humor de perros, no duermas más de 20 minutos.

5

Y si vas en el metro, estás en el trabajo o no encuentras un lugar cómodo, plantéate si merece más la pena tener sueño o dolor de siesta.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!