Volver

DOLOR DE

PADRES

Hacer el caballito, dar el pecho, cambiar pañales, coger en brazos, empujar el columpio, llevar la casa a cuestas, no dormir… y luego, ver esa sonrisa que lo alivia todo. Bueno, todo menos el dolor de espalda. ¡Evítalo!

Dolor de PADRES

Consigue evitar el dolor de espalda de los papás

dolor de PADRES:

1

Para dar el pecho, mantén la espalda bien apoyada y los brazos relajados. Puedes colocar un cojín debajo del brazo que sujeta el bebé para relajar el peso.

2

Cuando aúpes al pequeño, recuerda flexionar las rodillas y mantener la espalda recta.

3

Los niños nunca se cansan de jugar, pero tú sí: evita estar de rodillas mucho tiempo, mejor túmbate y cambia de postura con frecuencia.

4

Cuando lleves el carrito, al niño, la compra, la mochila… recuerda que la silla tiene espacios para colocar los bultos y repartir el peso.

5

Si tu hijo ya camina, ¡enhorabuena! Es el momento de darle cierta independencia a él y a tu espalda.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!