Volver

DOLOR DE

no hacer nada

¿Alguna vez has sentido en la espalda dolor de no hacer nada? Al dolor le encanta la pereza y dejarlo todo para mañana. Así que la mejor manera de evitarlo es ponerte en marcha y disfrutar de la alegría del movimiento.

Dolor de no hacer nada

Combate el dolor de espalda derivado de una vida sedentaria

dolor de no hacer nada:

1

Aunque es muy evidente, a veces viene bien un recordatorio: muévete.

2

Acabar con un estilo de vida sedentario es más fácil de lo que crees: solo necesitas estirar cinco minutos al día y realizar ejercicio físico moderado tres veces por semana.

3

Busca alguna actividad que te guste y te obligue a moverte. Y si es con amigos, mejor. Así no caerás en la tentación de dejarlo.

4

Cuando necesites descansar y relajarte, recuerda mantener una buena postura corporal. No te quedes “tirado” como un muñeco de trapo.

5

El dolor de no hacer nada es como una alarma de emergencia. Así que recuerda: no se te ocurra coger el ascensor y usa siempre las escaleras.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!