Volver

DOLOR DE

LECTOR

Si te gusta leer antes de dormir, seguro que llega un momento en que ya no sabes cómo sujetar el libro para estar cómodo. ¿Boca arriba y con los brazos en el aire? ¿Tumbado de lado? ¿Boca abajo? Déjate atrapar por la lectura y pasa página al dolor.

Dolor de LECTOR

Cómo prevenir el dolor de muñeca y cuello al leer

dolor de LECTOR :

1

Aunque parece obvio: lee siempre con buena luz y evita retorcerte como un girasol en busca del sol.

2

Busca almohadas: pon una en la zona de los omóplatos y otra debajo de las rodillas para estar más cómodo.

3

No te comas el libro: sepáralo entre 30 y 40 centímetros con los codos flexionados. Y si tienes otra almohada, ponla debajo para tener los brazos más relajados.

4

Si empiezas a estar incómodo, marca la página: ha llegado el momento de dormir.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!