Volver

DOLOR DE

Jardín

Da igual si es con plantas de exterior o de interior, la jardinería es un pasatiempo muy agradable. Sigue estos consejos y no dejes que en tu jardín florezcan dolores de espalda ni de piernas.

Cómo evitar el dolor de espalda y rodillas títpico de los amantes de la jardinería

dolor de Jardín:

1

Recuerda que estamos en el siglo XXI: hay herramientas y maquinaria que facilitan nuestra vida, ¡úsalas!

2

Evita pasar tiempo agachado. Siempre que puedas, trabaja encima de una mesa a la altura del ombligo, por ejemplo para trasplantar un tiesto o abonarlo.

3

Utiliza un reposapiés para trabajar de pie (alternando los dos pies) y una escalera para las zonas altas (situando el área de trabajo entre el pecho y los ojos).

4

Siéntate para trabajar en el suelo. Si es para algo puntual y rápido, puedes acuclillarte apoyando una mano en la pared o sobre tus propias piernas.

5

Ten cuidado al cargar pesos y si necesitas inclinarte, flexiona las rodillas y apóyate en una pared, soporte o sobre tus propias piernas.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!