Volver

DOLOR DE

Escoba

Que te duelan la espalda y los hombros después de pasar la escoba es casi, casi tan típico como bailar con ella en la mano. Y limpiar con un poco de ritmo está muy bien pero, ¿con dolor? ¡Ni hablar! Evítalo con estos consejos.

Dolor de Escoba

Aprende a prevenir el dolor de espalda y hombros por barrer

dolor de Escoba:

1

Cuando hagas tareas domésticas, no tengas prisa por acabar y no inclines la espalda hacia delante durante mucho tiempo.

2

La escoba o fregona tienen que tener un mango largo para que puedas agarrarlo (y bailar) totalmente erguido.

3

La postura es como la de un baile romántico: sujétala de forma que las manos queden entre la altura de tu cadera y tu pecho.

4

Para desplazarla, mantén la espalda recta y mueve solo los brazos, sin seguir el movimiento con la cintura.

5

Sin pisarla, pero cerca de ti. Acércala a los pies todo lo posible, es mejor que des pequeños pasos a que te estires sin moverte del sitio para llegar más lejos.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!