Volver

DOLOR DE

Cupcakes

Cupcakes o magdalenas, cookies o galletas, cakes o bizcochos… Los llames como los llames, detrás de cualquier dulce hay mucha técnica, tiempo y dolores de muñeca o cuello. Si estás pensando en apuntarte a un curso de cocina, sigue estas pautas y lo único que te dolerá será el orgullo cuando se te quemen las primeras galletas en clase.

Dolor de Cupcakes

Cómo evitar el dolor de cuello y otros derivados de tu afición a la pastelería

dolor de Cupcakes:

1

Cuida los detalles sin descuidar tu salud. Cuando elabores decoraciones muy finas, apoya bien los antebrazos en la mesa de trabajo para evitar cargar cuello y codos.

2

Mangas pasteleras, batidores, pinceles, peladores, mandolina… trabajar con los utensilios de cocina adecuados te facilitará el trabajo y evitarás sobrecargas. No se trata de que tengas una cocina como las de la tele, pero sí lo necesario.

3

¿Qué tal tu juego de muñeca? En repostería, vas a tener que batir mucho. Para evitar molestias, procura mantener el hombro relajado moviendo solo antebrazo y muñeca. Aunque si utilizas un batidor eléctrico, mejor que mejor.

4

Tus seguidores de Instagram pueden esperar. Aprender a cocinar lleva su tiempo, así que ten mucha paciencia y evita las prisas. La tensión en la cocina es la principal fuente de dolores musculares e incluso de accidentes.

El dolor se lleva mejor si se comparte.

Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!